Buscar
  • Admin

¡No temas a nada!


Ante el miedo global y la agitación económica con respecto al coronavirus, hoy enviamos este importante mensaje. Como cristianos, ¿cómo debemos responder a esta alarmante situación? ¡Oro para que las Escrituras en este texto te fortalezcan y te llenen de coraje y esperanza! Sí, querido(a) amigo(a), ¡Dios no te ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio! (2 Timoteo 1:7).


“Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de TODOS mis temores” (Salmo 34:4)


Hoy me gustaría llamar tu atención sobre la palabra “todos”. Este “todos” hace referencia a cada miedo que invade tu vida.


Pero, ¿cómo es posible ser libre totalmente libre? ¿No tener miedo? ¿Nunca? ¿Ni siquiera del coronavirus y sus implicaciones mundiales? ¿Ni siquiera cuando se trata de dinero o del colapso financiero, Señor?


Aquí hay una declaración extraordinaria y sorprendente que puedes creer en lo más profunda de tu corazón y proclamar hoy: “Soy libre de todo temor. Decido no temer a nada”.

Esa es la promesa que Dios te da: Eres libre del miedo. ¡El miedo ya no tiene poder ni control sobre ti! Y esta es la razón:


Ante tus dudas, Dios habla a tu corazón y te fortalece con Su increíble poder. No debes temer. Ante tus preocupaciones, Él te da Su paz que sobrepasa todo entendimiento. Eres inquebrantable en Él. Ante tus incertidumbres, Su Espíritu te guía y te aconseja. Él te ayudará a tomar buenas decisiones. Ante tus miedos, Él te asegura que está allí y que nunca te dejará ni te abandonará. Él te protege en medio del caos.


Mira lo que dice el Salmo 91 sobre todo aquello que te quiera inquietar a tener miedo: “No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará” (Salmo 91:5-7).


Querido(a) amigo(a), debido a que buscas a Dios y recibes Su Palabra todos los días, el miedo es el que huye de ti. ¡Está dejando tu vida, en el Nombre de Jesús! Puedes estar seguro de que Dios cumple las promesas en Su Palabra.


“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7)


¡Alabado sea Dios por Su victoria sobre todo temor hoy!

115 vistas

CONTÁCTANOS