Buscar
  • Admin

Llénate del gozo del Señor


¿Alguna vez has tenido un problema tan grande que no has podido dejar de pensar en él ni siquiera estando de vacaciones?


Recuerdo que hace unos años me encontraba de vacaciones en una ciudad costera del mar Mediterráneo. A pesar de estar en un lugar tan bonito con mi familia, no podía dejar de pensar en una situación bastante complicada por la que estaba atravesando desde hacía ya unos meses. Me sentía atrapado en una realidad que parecía no tener una solución clara. Aquella mañana, sin embargo, fue diferente: empecé a darle gracias a Dios, y a alegrarme porque Él estaba conmigo, a mi lado. Recuerdo que me levanté de la silla, y empecé a dar gracias a Dios y a confesar con mi boca en voz alta que el Señor tenía mi vida en Sus manos, y que ese problema se iba a solucionar. ¡Dios ya tenía una solución para él! Sentí un gozo enorme, y nuevas fuerzas surgieron en mí. Pasé de estar abatido a estar lleno de gozo.


Ese es el poder del gozo del Señor en nuestras vidas. Nehemías 8:10 dice “no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza”. ¡Sí, querido(a) amigo(a), cuando Su gozo llena tu corazón, Su fuerza inunda tu vida! Empieza a darle gracias al Señor por la solución que ya está de camino, y por cada una de sus bendiciones sobre tu vida.


¿Te gustaría orar ahora conmigo? “Señor, te doy gracias porque eres más grande que mis problemas, y porque sé que tienes una solución para cada uno de ellos. ¡Haz un milagro, Señor! Hoy decido confiártelos todos, y te doy gracias por estar conmigo, y por Tu amor. Lléname de tu gozo y de tus fuerzas, el Nombre de Jesús, ¡Amén!

CONTÁCTANOS