Buscar
  • Admin

¡Eres una obra maestra de Dios!


Aun si no te consideras una persona creativa, todos somos en el fondo seres creativos. ¿Recuerdas cuando eras un(a) niño(a)? Recuerdo que, cuando tenía 8 años, tuvimos que crear un librito para la clase de inglés en la escuela. Todos los días teníamos que escribir en una hoja de papel las nuevas palabras y expresiones que aprendíamos en inglés. Teníamos que hacerlo de la manera más limpia y bonita posible, incluyendo pequeños dibujos y usando colores. Al final del curso, juntamos todas las páginas y las atamos con una bonita cinta. ¡Acabábamos de crear nuestro primer librito!


¿Puedes creer que todavía conservo ese librito, después de 25 años? La calidad de este pequeño cuaderno en inglés no es muy impresionante: los colores han perdido su fuerza, los dibujos son simples y puedes encontrar Tipp-Ex (líquido corrector) en muchas páginas. Sin embargo, cada vez que lo veo, recuerdo todo el amor que le puse cuando lo creé. ¡Jamás lo tiraría!


Quizá pienses que tu vida tampoco es muy excepcional. Probablemente, si recorres las páginas del libro de tu vida, también encontrarás sueños que perdieron su color, proyectos que no salieron como esperabas, errores que has tratando de solucionar de la mejor manera posible…

Querido(a) amigo(a), puede que sientas que tu vida está hecha pedazos, y que no tiene un gran valor para Dios, pero déjame decirte algo: Dios recuerda todo el amor que sintió por ti cuando te creó. ¡Los pedazos de tu vida son una obra maestra para Él! Y puedes estar seguro(a) de una cosa: Él jamás te desechará, porque te promete: “No te dejaré, ni te desampararé” (Josué 1:5).

Tienes un valor increíble ante Sus ojos, querido(a) amigo(a).

¡Sé bendecido(a)!

9 vistas

CONTÁCTANOS