Buscar
  • Admin

Eres la mejor inversión de Dios


¿Has hecho alguna vez una buena inversión? Yo no sé a ti, pero a mí ¡me gusta tanto invertir bien lo que tengo! Me hace sentir realmente bien.

Unos años atrás, cuando era responsable del grupo de adolescentes en mi iglesia, recuerdo innumerables tardes haciendo actividades con ellos. Eso me exigía preparar las reuniones, coordinar los detalles, comprar los materiales, y, sobre todo, tiempo.

Fue una inversión importante para mí, pero el fruto de esa inversión fue sencillamente precioso: la mayoría de los adolescentes tuvieron en algún momento un encuentro con Jesús, y ahora sirven a Dios fuertemente en la iglesia. ¡Su vida fue transformada para siempre! No hay mejor inversión que aquella que produce vida. Y eso es lo que Dios está haciendo contigo, querido(a) amigo(a): Él no deja de invertir en tu vida. No solo te da vida cada día y suple para tus necesidades, sino que obra en todas las áreas de tu vida:

Él te habla cuando le buscas, te consuela cuando estás triste, te enseña a través de las situaciones, te ayuda cuando estás en problemas, te abraza en medio del dolor.

De la misma forma en la que un buen padre invierte su vida entera en sus hijos, así Dios invierte Su vida en Ti: eres el objeto de Su amor, de Su cariño y de Sus sueños. Eres valioso para Él, y Él quiere verte crecer hasta la estatura de Cristo. ¡Sí, querido(a) amigo(a), eres la mejor inversión de Dios! Y como dice la Biblia: “quien comenzó la buena obra en ti, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva” (adaptado de Filipenses 1:6, NTV).

0 vistas

CONTÁCTANOS