Buscar
  • Admin

Dios tiene al mundo en sus manos




Daniel 2.20-22


20 Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría.

21 El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos.

22 El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.



¿Cuántos hemos escuchado las noticias, y nos hemos preguntado: Qué está sucediendo? Sin una base firme de verdad bíblica, nos puede vencer el miedo y la desesperación. A pesar de la agitación en los ámbitos político y financiero, los cristianos podemos encontrar paz sabiendo que nuestro Dios es soberano sobre cada nación y gobernante de la Tierra.


Aunque el futuro de una nación parezca estar en manos de sus gobernantes y legisladores, una mano omnipotente está orquestando un plan bueno y glorioso: el Señor es quien “pone y depone reyes” (Dn 2.21 NVI). En última instancia, todo líder de gobierno es puesto en su cargo, no por los votantes, las campañas políticas o las capacidades personales, sino por la mano de Dios.


Nada de lo que hace el Señor se lleva a cabo de manera aislada. Él hace que todo obre de acuerdo con su plan divino. Tendemos a pensar que un gobernante debe ser justo para que Dios lo use, pero Proverbios 21.1 dice que el Señor puede inclinar el corazón de cualquier líder nacional a donde Él desee. De hecho, Dios describe a dos reyes paganos, Nabucodonosor y Ciro, como “mi siervo” (Jer 25.9) y “mi pastor” (Is 44.28). Sin que ellos lo supieran, Dios guio sus acciones para llevar a cabo su voluntad para Israel.


Cuando las noticias amenacen con quitarle la paz o causarle desesperación, recuerde quién tiene a las naciones y a los gobernantes en su mano. Los planes del Señor para este mundo se mueven de acuerdo con sus propósitos divinos, y ningún gobernante inicuo puede impedirlos.

0 vistas

CONTÁCTANOS