Buscar
  • Admin

Dios te libra de tus angustias



¿Qué harías si te cayeras en el fondo de un pozo? Seguramente levantarías los brazos y pedirías socorro con todas tus fuerzas, ¿verdad?


Esto es también lo que puedes hacer cuando te encuentras en una situación complicada, en un pozo sin fondo invisible: extender los brazos hacia Dios y pedirle ayuda. ¡Él no tardará en salvarte! Leemos en la Biblia: “Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu” (Salmo 34:18).


Quizá puedes preguntarte: “¿Soy yo acaso justo? ¿Dios me oirá si clamo a Él?” Sí, eres justo porque crees que Jesús ha muerto por ti en la cruz, y debido a ello Su sangre te justifica, te hace justo. ¡Sí, Dios te oye cuando clamas a Él, porque eres Su hijo(a) amado(a)! Él te librará de todas tus angustias (mira Salmo 34:6).


Querido(a) amigo(a), te invito a orar conmigo ahora: “¡Señor, Tú me conoces y sabes por todo lo que estoy pasando! Tú conoces la altura y la profundidad del pozo de la desesperación en el que me encuentro, y a Ti clamo en este día. ¡Te pido que intervengas! Sácame de ____________ [nombra tu situación]. Coloca mis pies sobre la roca, y que el suelo debajo sea firme para que no me tambalee más, que no dude, que no tenga más miedo. ¡Ayúdame a ser fuerte y a estar firme en ti, Señor! En el Nombre de Jesús. Amén”.

8 vistas

CONTÁCTANOS