Buscar
  • Admin

¡Dios es como tu sombra!


¿Te suena “Lucky Luke”? Este personaje de dibujos animados era famoso por ser más rápido que su sombra al disparar. Esto, por supuesto, es imposible, ya que nuestra sombra no puede ir más rápido ni más lento que nosotros. Nuestra sombra está “pegada” a nosotros.


Leemos en la Palabra de Dios: “Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha” (Salmo 121:2-5)


Dios es como tu sombra: no puede alejarse de ti. Cuando te levantas, Él está ahí, y cuando te acuestas, sigue todavía contigo, a tu lado… (mira el Salmo 139).


Querido(a) amigo(a), el Señor está siempre contigo, te sigue dondequiera que vayas. Él es tu protector. Dios, este Dios bondadoso y atento a cada uno de tus pasos, te cubre con Su Presencia: No, no estás nunca solo(a). ¿No es maravilloso?

10 vistas

CONTÁCTANOS