Buscar
  • Admin

¿De qué forma gestionas tu tiempo?


El tiempo es el recurso más valioso que tenemos. Cuando lo usamos con sabiduría, puede ser un buen aliado a la hora de desarrollar un matrimonio fuerte, tener una familia unida y crecer en nuestra relación con Dios. Sin embargo, muchas veces fallamos a la hora de usarlo, porque en la mayoría de casos nadie nos ha enseñado a usarlo de una manera eficaz.


Un lector de “Un Milagro Cada Día” me comentó esto: “Me siento frustrado por no poder separar cada mañana un tiempo para orar y escuchar las indicaciones del Señor para mi vida. Suelo hablar con Él durante el resto del día, incluso suelo estar atento a Su voz para escuchar lo que me quiere decir,  pero me gustaría mucho poder tener un tiempo dedicado a Dios por la mañana y así prepararme bien para el nuevo día”.


Quizá hasta ahora te has dicho: “Me gustaría mucho encontrar tiempo para leer más la Biblia, para cuidar más mi cuerpo, para tener tiempos de calidad con mi familia y mis amigos… pero tengo una vida de por sí tan repleta de actividades que a veces me cuesta incluso encontrar un minuto libre…”


La Biblia nos dice: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría” (Salmo 90:12).


¡La buena noticia, querido(a) amigo(a), es que podemos aprender a gestionar el tiempo! No es una cualidad innata con la que solo ciertas personas de naturaleza organizada nacen. Toda nuestra vida se organiza alrededor del tiempo, y si no sabemos cómo utilizarlo, puede ser que lo desperdiciemos en cosas que no merecen la pena, y que pasemos de largo de aquellas que verdaderamente importan.


Alguien dijo: “Lo que nos toca decidir a cada uno es qué vamos a hacer con el tiempo que nos ha sido dado”. No podemos quizá decidir la cantidad de tiempo que vamos a tener en total en nuestra vida, pero Dios nos da la capacidad y la responsabilidad de decidir cómo vamos a utilizar esa medida de tiempo que nos es dada.


A lo largo de estos días vamos a reflexionar juntos sobre diferentes claves que nos ayudarán a aprender a gestionar nuestro tiempo con sabiduría.


Te invito a orar conmigo ahora, querido(a) amigo(a): “Señor, enséñame a contar mis días con sabiduría. He vivido hasta ahora como en una carrera contrarreloj, procurando encasillar todas mis actividades y mis intereses de la mejor forma posible, sobrecargándome en ocasiones. Pero te pido que me guíes y que me des la sabiduría para poder utilizar mi tiempo según Tu voluntad”.

0 vistas

CONTÁCTANOS