Buscar
  • Admin

Conéctate a lo esencial


¿Cómo te sientes esta mañana, querido(a) amigo(a)? ¿Feliz de empezar un nuevo día? ¿Motivado(a) o abatido(a) ante los días restantes del año?


Durante la semana pasada vimos que debemos:

Escoger con cuidado nuestros pensamientos, meditar en la Palabra de Dios, tener un diario de oración, invitar al Espíritu Santo,y cultivar el gozo en nuestra vida.


Estos son buenos hábitos para poner en práctica a lo largo de todo el año. Quizás los consideras como un desafío imposible: la verdad es que solo puedes desarrollar y mantener estos hábitos en tu vida cuando pones en práctica el último hábito de esta serie de mensajes: estar conectado(a) a lo esencial, a Jesús mismo.


Cada día tienes la oportunidad de elegir la “frecuencia” a la cual quieres conectarte: la del gozo o la de la tristeza; la de la fe o la del miedo; la de la voz de Dios, o la de la voz del mundo…

Antes de comenzar con tu día, haz como yo: conecta tu espíritu a la buena frecuencia, la de la Palabra de Dios, y escucha Su voz.


Empieza a orar, y recibe la alegría del Señor, a la vez que le expresas tu gratitud. Deja que tu corazón y todo tu ser interior sean llenos con el Espíritu Santo hasta rebosar, nutriendo tus pensamientos con las Santas Escrituras.


¡Querido(a) amigo(a), permanece conectado(a) a Dios hoy y durante todo el año!


¡Te deseo un maravilloso día!

4 vistas

CONTÁCTANOS